06 agosto, 2007

LO QUE HAY QUÉ TENER...

En uno de sus últimos post, titulado HBO olfatea..., el Guionista Hastiado nos muestra una "propuesta internetera" producida por este canal de cable: "Una obra de arte digital", según Hastiado y según otros entre los que me cuento, así que dejé un comentario alabando el asunto y valorándolo como el futuro de la tele. Comentario que alguien con el curioso alias de "El Hazmerreir" tuvo a bien rectificarme justificadamente, considerando lo visto no como el futuro sino como el PRESENTE y quejándose con razón de que "siempre vamos a remolque".

Esto me lleva a comentar una experiencia reciente vivida por una servidora en el ámbito que nos ocupa de los caminos por donde transcurre (presente para unos) y transcurrirá (futuro para otros) la industria audiovisual de nuestros pecados -valga la redundancia.

Hace ya unos meses, contacté con una productora nueva en todos los sentidos: porque acababa de constituirse como tal, porque aún no había producido nada y porque se planteaba proyectos novedosos y arriesgados para el PRESENTE de nuestra industria. Mientras las dos primeras razones no eran lo que se dice una ventaja, la tercera me resultó muy interesante y por ello acepté su propuesta de trabajo. ¡Por fin alguien venía con visión de futuro, con ganas de trabajar de modo diferente, con ilusión, con fuerza...!

Los primeros tiempos no fueron muy brillantes, ya que hubo que paliar errores derivados de su inexperiencia, p. ejemp: encargar a guionistas -tan novatos en el guión como ellos en la producción- proyectos que estaban muy por encima de sus posibilidades profesionales, creyendo así ahorrar dinero, ya que el caché de estos chicos -no malos, sólo inexpertos- estaba muy por debajo del de un guionista experimentado. A pesar de todo confié en ellos porque habían reconocido su error -y eso no es habitual en este medio- y por otra parte seguían dispuestos e ilusionados para hacer nuevas y arriesgadas cosas.

El proyecto en el que comenzamos a trabajar partía de una buena idea: una serie para internet hecha por y para gente muy joven, con capítulos muy breves (minuto y medio aprox.) con sus tramas de amor, locuras juveniles y su trama principal de misterio. Así que seguimos adelante y lo que encuentro es un proyecto en el que no hay biblia, ni trama principal (la de misterio), ni tramas secundarias, ni sinopsis de capítulos, ni personajes secundarios (sólo dos protagonistas), o sea nada de nada por que de lo que se había preparado antes apenas se puede aprovechar algo. Lo que sí había era un PLAN DE GRABACIÓN casi inmediato

Supongo que alguno se estará preguntando cómo acepté eso y de buen grado encima, ¿verdad? Pues la respuesta es sencilla: había que sacarlo adelante y yo me había comprometido a ello, aunque bien es verdad que en las conversaciones previas parecía haber quedado claro que ese no iba a ser el modo de trabajo habitual pero, dadas las circunstancias, en ese momento -como diría Aznar- era lo que tocaba. Así que improvisando tramas, personajes, y todo lo que no había, escribí un breve esquema de la trama de misterio, las sinopsis de los quince primeros capítulos -según las entregaba iban localizando y preparando la producción- luego sus respectivos desarrollos en guión, al mismo tiempo que en mi interín y en cuatro post-it que pinché en un corcho ad-hoc hilaba la trama de misterio para ir "plantando" algo al principio. Mientras tanto los capítulos se iban grabando y editando con un resultado acorde con el famoso método "con prisa todo vale".

Se suponía que, una vez salvada la situación y teniendo en cuenta que se apostaba por un producto nuevo, arriesgado, diferente, de CALIDAD que daría la campanada en la RED DE REDES, etc., etc., la cosa cambiaría y podríamos hacer BIBLIA, PERSONAJES, TRAMAS y todo eso que NO existía para guionizar y grabar como debe ser, pero cual sería mi sorpresa cuando lo único que cambió fue el "talante" de los productores. La cuestión es que viendo el cariz que aquello tomaba y antes de que las relaciones de cordialidad, complicidad, buen hacer y respeto se deteriorasen (que una ya va viéndolas venir) tomé la decisión de dar por finalizadas mis relaciones laborales con ellos hasta que encontraran a alguien que me sustituyera, lo que hicieron con celeridad y buen ojo, ya que el sustituto es un gran compañero, guionista y amigo y con el que espero tengan el buen trato que tuvieron conmigo hasta que.... (redobles de tambor) el productor ejecutivo, lamentando mi decisión de marcharme, y tal, y tal, me pide que le mande TODO LO QUE TENGO DE LA SERIE. ¿Cómoooor? -respuesta por mí parte. ¿Y dónde está todo lo previo que has hecho para llegar a hacer los quince capítulos? -respuesta por la suya. (Bueno, lo dijo de otra manera menos elegante pero esto es lo que quería decir).

Sí, queridos amigos, en su pobre IGNORANCIA -porque no puedo creer que sea otra cosa- había llegado a la conclusión de que en poco más de quince días, un guionista puede hacer además de los 15 capítulos "a pelo" (de minuto y medio, vale), la BIBLIA, PERSONAJES PRINCIPALES, PERSONAJES SECUNDARIOS, TRAMA PRINCIPAL (de misterio), TRAMAS SECUNDARIAS, ESCALETA y SINOPSIS DE 90 CAPÍTULOS y supongo que la voltereta lateral. (¡Ah!, y por el mismo precio).

Con estas premisas qué le digo a este hombre, cómo le explico qué no tengo nada más que lo que hay en mi cabeza -y que he tenido que improvisar "ordenadamente" en cuatro notas guarris- para después, cuando fuere, construir y poner por escrito todo eso que falta para que en los siguientes capítulos todo tenga alguna coherencia.

Creo que han comentado que me quedé con "ese importante material" para fastidiarles. Lo que no saben es que lo estoy moviendo por ahí y que ya he recibido varias ofertas millonarias (je, je, je) entre ellas las de la "HBO olfatea..." a la que se refería el Hastiado, aunque creo que voy a aceptar la de Sorkin que después del fracaso de Studio 60 está muy necesitado.

21 comentarios:

Víbora dijo...

¡Te metes en unos fregados tú solita!

Espero que tengas mejor suerte en el futuro o presente.

Miss Julie dijo...

Ja, ja, ja... Tienes razón, encima ni siquiera le puedo echar la culpa a nadie.

Ruth dijo...

¡¡Qué ascooooo!! Luego dicen que la ficción nacional es una pena. Habría que empezar a hablar de lo mala que es la producción nacional.

Porque tú lo vales, Miss Julie, y olé por no dejarte liar más allá de lo mentalmente saludable.

Al tipo yo le habría estampado una Biblia (de las de verdad), en la cabeza.

Por cierto, alabo tu prudencia y tu discreción y al mismo tiempo me sacan de quicio. ¡¡Quiero saber quiénes son estos!!

Miss Julie dijo...

Se me olvidaba..., en general lo que a veces puede parecer mala suerte en realidad puede ser buena porque gracias a que eso fue así, ahora estoy en un proyecto mucho más interesante al que nunca hubiera podido llegar si hubiera seguido con esta historia.

Y no sé en tu caso (dices que no eres guionista, pero yo a veces no me lo creo, ja, ja) pero lo que es en mi profesión se aprende mucho más de los errores que de los aciertos.

Miss Julie dijo...

El comentario anterior era para Víbora.

Ruth: En este caso creo que no debo decir quienes son, primero porque este blog es anónimo (cada vez menos, jo) y si uno dice algo de alguien concreto creo que hay que dar la cara, segundo porque hay otras personas trabajando con ellos que no se merecen que se devalúe su trabajo y tercero porque no creo que sean mala gente, de verdad, son novatos y alguno, el Productor Ejecutivo en cuestión, tal vez un poco prepotente, ya que cree que con hacer un Master de Producción es suficiente para manejarse y saber del medio, pero bueno, de eso se dará cuenta él y si no... al tiempo. Aunque tal vez si son conscientes de sus limitaciones vayan aprendiendo y algún día sean capaces de hacer algo verdaderamente interesante. (Y no soy Teresa de Calcuta, qué conste)

al dijo...

Pues yo creo que, aun suponiendo que el productor tuviera razón y tú seas una superdotada, no tenían ningún derecho a reclamarte "ese importante material".

Vamos, me parece a mí.

Guionista Hastiado dijo...

Al productor ése, que le den mucho por culo. La vida se encargará, seguro.

Y para ti, abrazos a montones.

BUDOKAN dijo...

Es muy buena esta historia que nos relatas porque no hace más que reflejar como se manejan estos proyectos que después salen o no a la luz. Saludos!

Ruvias Intelijentes dijo...

jo. cuanto joputa suelta.

ej que estas pofesiones nuestras son mas chulas en la tele. que luego hen la bida real ( de realidad, no de realeza. no nos chapen el bloj) pues te hencuentras cada cosa...

i eso, que eyos se lo pierden! que conyo!! que la julie es nuestra!!!

vesis, fermosa

Víbora dijo...

En general se aprende más de los fracasos propios y los éxitos ajenos, aunque no siempre es fácil extraer la lección.

Gracias por creer, aunque sólo sea a veces, que soy guionista. Algún día contaré el porqué.

Pero de momento, te prometo que ya he dicho a qué me dedico profesionalmente y es la pura verdad.

Me alegro enormemente de que estés involucrada en un proyecto que te merezca e ilusione.

Anónimo dijo...

wearing. I pointed to the box on which he had been sitting. "There
------------------------
g5555d4o4o4u4h44vbc44gj4j4

Anónimo dijo...

distractedly and screwed up his eyes as if dazzled by the sun. He
------------------------
sdf6h9t8fg5cfgj5jt55cv55jy

Anónimo dijo...

in direct contrast to all the rest of the barn's old dusty darkness. He went

Anónimo dijo...

funny, Fran thought, as if he had been hit hard down low where it hurts boys. In
cheapest cialis

Anónimo dijo...

and word that filled his soul with joy.
advil and zanaflex together

Anónimo dijo...

them) listened with alarm, supposing these words to mean that the
singulair

Anónimo dijo...

cigarettes, which were all he could afford.
zovirax prescription

Anónimo dijo...

prince reciprocated this antipathy, but it was overpowered by his
metformin

Anónimo dijo...

depressed, "I shall be only too glad if you relieve me of that young
nizoral

Anónimo dijo...

Well, are you off to the front?"
elavil

Anónimo dijo...

that they were brought nearer to the destruction of their whole
prilosec