13 diciembre, 2007

Dream A Little Dream Of Me o ¿Sueñan los guionistas con decisiones eclécticas?

La verdad es que buscaba un juego de palabras que relacionase la palabra sueño y guionistas para poder plantar la canción de Mama Cass (Cass Elliot) como colofón final porque me pone de muy buen humor, algo que siempre se necesita cuando reflexionas sobre cualquier cosa que tenga que ver con nuestra profesión. Y mira por donde me ha surgido este título tan "ad hoc":

¿SUEÑAN LOS GUIONISTAS CON DECISIONES ECLÉCTICAS*?
*Entendiendo el eclecticismo tal cual, es decir: "la posición que, sin objetar a priori cosa alguna, la analiza y contempla, la compara y relaciona, a fin de buscar la mejor, para destacar finalmente la más calificada como digna de aceptación".

Esto me lleva a remitirme a uno de los post del blog del Pianista: "Manual de superviviencia para Guionistas/14" que tantas satisfacciones nos proporciona a unos, disgustos a otros y furia a los trolls y a algún que otro orco aficionado.

En dicho post, el Pianista habla de los distintos momentos por los que se pasa en nuestra profesión y las decisiones que tienes que tomar constantemente en todos y cada uno de esos momentos (la vida misma, vamos); pero de lo que yo quiero hablar es de las preguntas que se te plantean, de las decisiones que tienes que tomar en el momento en que te enfrentas a una propuesta de trabajo.

¡Qué tontería! -pensareis muchos, seguramente con razón- ¿En una situación así te vas a poner a hacer disquisiciones ni gaitas? ¡Y con la que está cayendo! La aceptas, le dices a tu madre que ya puede dejar de poner velas al Niño del Remedio y Santas Pascuas. ¡¡Joder, Miss Julie!!

Pues NO, queridos niños y niñas, hay momentos -no siempre, es verdad-, pero insisto: HAY MOMENTOS en los que uno debe cuestionarse ciertas cosas antes de comprometerse en algún proyecto, y aquí transcribo fielmente alguna de las preguntas que plantea el Pianista (con zu permizo, maeztro) atendiendo a tres criterios:

1) Afinidad con el proyecto: ¿Me apetece? ¿Me gusta el material? ¿Sabré escribir esto? ¿Sabré hacerlo atractivo?

2) Viabilidad comercial: ¿Se llegará a grabar? ¿Se llegará a estrenar? ¿Se tratará el material como es debido o no reconoceré mi trabajo aunque esté firmado por mí?

3)Condiciones de trabajo/remuneración: ¿Podré trabajar en casa, me tendrán yendo y viniendo todo el día al polígono de turno, me atarán a la pata de la mesa en la redacción con la bola y la cadena? ¿Cuántos meses voy a estar liado/a con esto? ¿Cuánto me van a pagar? ¿Qué hay de los derechos de autor y de todo lo demás?

Sin despreciar el criterio de fidelidad de todo bien nacido: Si me sale otro trabajo tan interesante o más ¿podré compaginarlos bien? O, en caso contrario, ¿podré irme de mi trabajo anterior sin causar graves problemas?

Para cualquier persona con sentido común lo propio es plantear claramente esas cuestiones a la parte contratante de la primera parte; excepto lo de la fidelidad que eso es cosa de uno mismo, ¿quién mejor que ellos para aclararte todas esas dudas?

Para el primer apartado: AFINIDAD, pides la mayor información posible del proyecto, la estudias, vuelves a pedir más información, sigues estudiando.... la que ya te han dado porque no hay nada más que esas cuatro páginas más lo que te cuentan de viva voz y no un Proyecto (así con su mayúscula y toda la parafernalia) como al principio te había parecido entender. Así que te apañas como puedes y confías o no confías, o sea como siempre: una cuestión de FE.

Para el segundo apartado: VIABILIDAD COMERCIAL, aquí, salvo excepciones, la parte contratante de la primera parte se cuestiona lo mismo que tú pero "están en ello y hay muchas posibilidades de que esto salga". Y volvemos a tirar de lo de siempre: la ESPERANZA.

Para el tercer apartado: CONDICIONES DE TRABAJO Y REMUNERACIÓN, ahora sí que hasta los menos avispados, incluso los que no tengan ni idea de lo qué es un guionista y sus funciones ya saben (salvo que sean de Ética y no de Religión) de qué nos toca echar mano: ¡la CARIDAD!

Y volviendo al título del post, el eclecticismo a la hora de tomar decisiones para un guionista no es más que un sueño ya que todo se reduce a las tres virtudes teologales ¿o son las cardinales? No, los cardinales son cuatro, Norte, Sur, Este y Oeste ¿no?

Bueno, yo sí daba Religión pero me la fumaba... Aquí os dejo con este vídeo de Mama Cass que además de cantar como los ángeles, tenía -como veréis- un peculiar sentido del humor.



Mama Cass Elliott singing "Dream A Little Dream Of Me" on the Smothers Brothers Show,

5 comentarios:

Ruth latelequemepario.com dijo...

¡¡Ainnnsss!! Y tanto pensar para que luego te toque un mal programador y te fastidie el trabajo que te ha costado tanto evaluar.

Coñi, voy a darle al play otra vez.

Pope dijo...

Eso está muy bien, pero a veces la hipoteca aprieta y puede llegar a ser todo un lujo.

¡¡Hay que ahorrar desde ya!!

Víbora dijo...

Fe, esperanza y caridad. Pero recuerda que cualquiera de ellas si no está motivada por el amor no es nada.
Al menos, eso me decían a mi en el cole.

al dijo...

¿Caridad o claridad?

Miss Julie dijo...

AL, lo de claridad y caridad no siempre van juntas, creo.