09 febrero, 2007

Algún tiempo pasado fue mejor...

Después de leer el blog del recuperado GALAHAN me encuentro invadida por la nostalgia.


Yo conocí esa productora, a la que se refiere, hace poco más de una década. Sólo DIEZ AÑOS y parecen cincuenta. Eran los tiempos en los que pagaban las vacaciones -aunque tuvieras contrato por obra-, en Navidad había paga extraordinaria o gratificación y unas cestas superguays: embutidos, turrones, buenos vinos...
Eran los tiempos en los que el despacho del Director General estaba abierto a todo el mundo y en el que él mismo te decía -y creo que era sincero- que los que trabajábamos allí éramos su mayor activo y que por eso había que cuidarnos. Los tiempos en los que sabían nuestros nombres y conocían nuestro trabajo. Los tiempos en los que una de las grandes preocupaciones cuando algún programa terminaba era "recolocar" al equipo.
En aquellos días había una ruta gratuita durante todo el día que llevaba a los equipos a las redacciones de las distintas cadenas. Y los sueldos... ¡Ay, los sueldos! Hace diez años había un baremo: los redactores ganaban X, los guionistas ganaban Z y era el mismo para programas o ficción. Era la época en la que los programas más arriesgados, inteligentes y divertidos llevaban la firma de esta productora y en la que sentías cierto orgullo de trabajar allí.

Hoy me consta que los guionistas de primera fila siguen ganando Z (la misma cantidad que diez años antes), y de ahí hacia abajo hasta llegar al mileurismo becarial. Es cierto que hay excepciones, pero ya sabemos que son las que confirman la regla.

De aquellos que fuimos, que tuvimos la suerte de vivir esa época quedan muy, muy pocos, ya ni siquiera el Director al que me refería. El otro día me comentaba un compañero que, tras 12 años, cuando terminó el programa en el que estaba le pusieron en la calle y le llamaron tiempo después para trabajar por la mitad de sueldo, para dos meses y si pasaba la prueba.

Y fué allí donde un día, al recibir los papeles del despido, alguien -inocentemente- preguntó: "¿Qué es el finikito?" y alguien -no tan inocentemente- respondió: "El hijo de finiki".

7 comentarios:

Galahan dijo...

Gracias por la "recuperación" en los enlaces ;-)

Vaya, no sabía que hubieras currado aquí. De todas formas, ya me parece que son 4 los que no, porque todo el mundo tiene un pasado milikitero.

De todo lo que dices, lo único que queda es lo de la cesta superguay. Lo de más me temo que no. Sobretodo lo de los sueldos. Esto es una guerra de guerrillas y aquí cada uno tiene que buscarse la vida.
Yo no me quejo, porque por lo que he visto, estoy bien parado por aquí, pero tengo la sensación de que poco más podré rascar y eso también me da rabia.

Lo de la ruta también sigue, pero sólo desde la estación de Fuencarral, hacia Globo. El resto, pues me temo que no.

Pero aun así, siguen saliendo de aquí programas de calidad, inteligentes y divertidos. Quizá no tan arriesgados (aunque creo que propuestas como Planeta Finito o Se lo Que Hicisteis lo son, en cierto modo) y que funcionan muy bien. Otros no son tan arriesgados pero tienen su función principal marcada: Entretener.

Pero sí, da todo una sensación de "lo que era esto antes" que no sé qué pensar... Aunque suele pasar con la gente que se va de los sitios, claro. Je.

En fin, que está todo como para ser optimistas ¿verdad?.
Pues yo lo soy.
Ele!

Eso sí, no me caso con nadie. Si acaso, que se casen conmigo.

Saluditos y gracias por el enlacillo, maja ;-)

grampus dijo...

DIOSSSSS lo del finikito es el mejor gag que he oído en mucho tiempo!!! JAJAJAJAJA. Por favor, por favor, por favor déjame contarlo por ahí.
(En esa productora se escribieron muchos y buenos gags, por cierto. Ahora anda un poco a la deriva.)

Miss Julie dijo...

Ja, ja, ja. La verdad es que el "gag" dió mucho de sí... Claro que estaba en el sitio y el momento adecuados, porque fuera de ese contexto no tiene ni la mitad de la gracia...

Angela dijo...

Muy bueno el post y muy bueno todo. Plas, plas. Bueno, yo nunca he trabajado allí pero la verdad es que suena poco apetecible, aunque vivimos en un mundo siniestro. Pero como dice Galahan, tenemos que ser optimistas. Y como dice Eddie Vedder: "Fuck pesimist. Fuck 'em" Eso para Julie que sabe que soy una grunge (grunge at heart, gracias a Dios.)

Tamaruca dijo...

Terrible la inestabilidad laboral que nos consume y destroza los nervios.

Y es que hoy te va de maravilla pero mañana estás en la calle. Algunos somos muy conscientes de eso.


Un besico Miss, qué ilusión que me vinieses a visitar cuando estuve off! Gracias!

ruvias intelijentes dijo...

a ber... que misterblogger esta graciosiyo... empezamos de nuebo... esto...

biniamos a dicir que pareze que los que mandan an decidido que a los que nos enjanta nuestro travajo (lease guionistas, afoteros, piriodistas...) pues que no es necesario pagarnos por nuestro travajo. a ver, que disfrutamos de acerlo, pero no es una aficion. es una pofesion para la que nos emos preparado, a la que dedicamos tiempo i esfuerzos... joer. grrrrrrrr. osti tu!!


pos eso

vesis, Julie rumbosa, i achuchonciyos i gominolas!!!!

p.d. lla se nos a pasao el cabreo. gracias.

casi yo dijo...

joder, parece que estás hablando de una agencia de publicidad. Es la misma historia, pero con dos diferencias:

1. Los que ganaban Z ganan la mitad.

2. Aún queda mucho idiota orgulloso de trabajar en esto. Mírate un bloque de anuncios y dime si nadie puede vanagloriarse de un sólo segundo de esa mierda.

Muy simpático tu blog. enhorabuena