27 noviembre, 2006

MITOS: Yo estuve en "Sisely"

Ayer tuve que pasar despierta gran parte de la noche y la radio cumplió su función de compañera charlatana impidiéndome dormir. En el programa "Hablar por hablar" -no sé porque extraña razón- iban de monográfico: series y programas de televisión que habían marcado las vidas de los oyentes. Fue divertido, todo un revival de mitomanías, y entre los títulos más emblemáticos no podía faltar: "Doctor en Alaska" (Northern Exposure).
Como ya sabeis, se desarrollaba en CECILY (en español se dice Sísely), un pueblo ficticio, una especie de "Brigadoon" o "Macondo", y lo situaban en Alaska. ¿Por qué Alaska y no una isla perdida o cualquier otro lugar remoto? Pues porque, aún en el siglo XXI en EEUU, Alaska se percibe como la última frontera, representa la esencia del Mito del Oeste: la tierra de las oportunidades, de la libertad. En Alaska todo puede ocurrir, los que llegan allí pueden empezar desde cero, dejar atrás su pasado e iniciar un futuro lleno de esperanza. (Como en la Legión, vamos,)

¿DÓNDE ESTÁ REALMENTE CECILY?
Algunos la han situado en CIRCLE (en el mapa en amarillo).

Según una guía turística de Alaska, Circle fué conocida como la mayor ciudad de cabañas en el mundo, con una población de poco más de mil habitantes y un paseo a lo largo del río de milla y media de largo. Incluso tuvo su propio teatro de la ópera, por lo que algunos la llamaron "La París del Norte", como en la serie también en tiempos pasados llamaron a Cecily.
Pero en realidad Cecily es Roslyn, un pueblecito situado al “east of the mountains,” las Cascade Mountains, a 90 minutos de Seattle, en el Estado de Washington. En una especie de guiño de los creadores, en la serie Cecily y Roslyn son la pareja de lesbianas fundadoras del pueblo.
Caímos allí por casualidad, buscábamos un lugar donde comprar algo de fruta y de repente casi nos tragamos el mural del "Roslyn Cafe" que es real y en el que te puedes tomar desde un café -como su nombre indica- hasta una cerveza de la tierra. (En el Estado de Washington hay cantidad de pequeñas fábricas de cerveza autóctona)

Y allí también estaban la tienda de Ruth Anne, la consulta del Doctor Fleishman convertida en un almacén, los totem de los antepasados de Ed, el bar Brick que llevan Holling y Shelly... Me lancé a hacer fotos, ¡ah, qué tiempos aquellos de lo analógico! Gasté un carrete entero... ¡que me velaron en la tienda de fotos en Seattle! Pero, ¡oh, milagro! en el carrete anterior había unas cuatro o cinco que hice antes de usar el nuevo y que guardo como un tesoro..., aunque sólo sea por no quedar como una mentirosa compulsiva.

Vista de la calle principal de Roslyn que sobrevivió al manazas que veló el carrete.

10 comentarios:

Galahan dijo...

Tengo la sensación de que el día que por fin pueda viajar a los USA (No es que sea un imposible, solo que aún no he podido) me voy a liar a hacer fotos como un desgraciado... Ya me puedo ir preparando mil tarjetas de memoria o algún lugar para almacenar tanta foto! Eso sí, no se me velarán...alguna ventaja ha de tener!

¿Compraste la gorrita de la Nasa? :P

Miss Julie dijo...

No, soy anti yanki y odio todos esos signos externos, pero reconozco que muchos prejuicios se me quitaron yendo alli. En general es un tipo de sociedad que no me gusta, pero hay que reconocer que hay mucha gente guay y muy crítica con su propio gobierno y sociedad hipermega capitalista. También me dí cuenta de que sigue siendo un sitio perfecto para inventarte un pasado y vivir una vida nueva. Y desde luego creo que sigue siendo el país de las oportunidades, creo que si tienes talento para algo es mucho más fácil que te lo reconozcan que aquí. Pero a pesar de todo no me gustaría vivir alli. Bueno, a lo mejor sí en Alaska.

Galahan dijo...

A mi es que lo de ser "Anti yankie" me parece un poco "Así".
Es como decir: "soy anti-mujeres" o "Soy anti-hombres" o soy "anti-diestros" o algo así...
Los americanos tienen cosas buenas y malas, como todo el mundo. Han sido capaces de hacer cosas terribles pero también de hacer cosas increíblemente buenas y asombrosas.

Viene a ser como el imperio romano.
¿¿Y qué han hecho los romanos por nosotros eh??

(:P)

Aun así, el imperialismo de la Casa Blanca me toca los cojones siete veces siete.

Aun así, tienen algo bueno y es que allí su propia gente saca la mierda y protesta.

Miss Julie dijo...

Tienes razón soy un poco ASÍ. Nobody's perfect.

orvil dijo...

Un poco, no: ¡Eres muy ASÍ!

Miss Julie dijo...

Pero a pesar de ello me quieres. Orvil, confiésalo

grampus dijo...

Gran post. Todo un descubrimiento. Gracias.

Galahan dijo...

Ey, ¿noto mal rollito? Joer, que no era una crítica a ti, era una opinión sobre la expresión. Venga, que no era nada!

Miss Julie dijo...

Ja, ja, ja... Nada, nada de disculpas, Galahan, estoy hecha polvo...

Meiga en Alaska dijo...

Me encuentro esta simpática entrada y luego veo que ya has cerrado el blog. Vaya, pero supongo que si ha cumplido su objetivo, es que le ha llegado el momento.

Desde que vivo en Alaska también he pasado ratos intentando descubrir donde carajo estaría ubicado Cicely (por el Roslyn de verdad también paseé unas cuantas veces cuando vivía en Seattle). El caso es que perdieron toda credibilidad el día que hicieron un capítulo donde alguien se cogía el coche para irse a Sleetmute. Pero si a Sleetmute no llegan carreteras!!!!!! Así que creo que es totalmente "inubicable."

Pues nada, salud en tus nuevas aventuras blogueras, si las tienes.